Los Otros: Vidreres

By: nievescorrea | 16 Jun 2019

Miguel de Unamuno,  apeló a la intrahistoria pensando en la necesidad de escribir un relato más cercano a la cotidianidad que  lleve de lo particular de cada hombre y de cada pueblo hacia lo universal. Las teorías del historiador  Edward Palmer Thompson proponen acercarse más a los individuos en la idea de que estudiando detalladamente el destino de cada ser humano se van aclarando las características del mundo que les rodea.  Con el fin de dar otra visión a la historia que conocemos, Giovanni Levi acuñó el concepto microhistoria, que busca acercarse a lo ocurrido a través  de lo particular y no de las circunstancias generales. La microhistoria parte del detalle para ir recomponiendo poco a poco la historia general.

Los Otros es una serie de procesos que hablan sobre la memoria y el olvido en base a hechos concretos que son “registrados” y “recordados”  a través de mi propio cuerpo y del esfuerzo y al trabajo al que éste se somete durante todo el proceso. La serie dejá además un registro material, en este caso se trata de 82 piezas compuestas por cuatro clavos cada una, entre esos cuatro clavos hay alguno de los utilizados en la performance para volver a unir 82 manzanas cortadas y un video en el que se registra el proceso de desintegración de cuatro de esas manzanas.

La pieza se configura como un panel compuesto por la proyección de el video de la desintegración de las cuatro manzanas y 81 piezas de cuatro clavos formando un cuadrado de 9 x 9 piezas. El video y el panel de clavos tienen la misma medida. Ambas piezas están unidas por una sola pieza de cuatro clavos que cierra el número 82.

Los Otros: Vidreres fue creada durante mi residencia en el Centre d’Art Contemporani El Bòlit en Girona . Vidreres es un pueblo de la provincia de Girona y durante los tres primeros meses de la Guerra Civil llegaron allí  82 refugiados. Entre ellos destacaba un grupo de chicos y chicas madrileños y en ese grupo de madrileños estaban Manuel San José, Rafael San José, Rosario San José y mi madre Milagros San José. También había dieciséis andaluces y 24 extremeños. Los refugiados tenían entre uno y sesenta y tres años, y entre ellos unos cuarenta, mi madre incluida, estudiaban. Algunos de estos refugiados eran acogidos en casa de lugareños, como por ejemplo en can Aulet.

Mi trabajo consistió visitar el pueblo y recorrer sus calles, la escuela, el refugio antiaéreo, … recordando y posteriormente cortar en cuatro trozos 82 manzanas que luego reconstruí utilizando clavos de 9 cm de largo.  Mi rol en estos procesos es el de mediador entre la memoria, el olvido y el presente.

 


Galería

 

 


Ficha técnica

Técnica: Video y panel de 81 + 1 piezas compuestas por cuatro clavos de unos 9 cm de largo unidos por una pieza de madera.

Medidas:  250 x 100 cm aproximadamente

Año: 2019

Tags